BANDA ORIENTAL

PROCLAMA DEL GEFE DE LOS ORIENTALES.

VIVA LA PATRIA.

ARGENTINOS  ORIENTALES!!!

Llegó en fin el momento de redimir nuestra amada Patria de la ignominiosa esclavitud en que ha gemido por tantos años, y elevarla con nuestro esfuerzo al puesto que la reserva el destino entre los pueblos libres del Nuevo Mundo.   El grito heróico de LIBERTAD retumba ya por nuestros dilatados campos con el estrépito belicoso de la guerra. El negro pabellón de Ia venganza se ha desplegado, y el exterminio de los tiranos es indudable.

ORIENTALES!!! Aquellos compatriotas vuestros en cuyos pechos arde inexhausto el fuego sagrado  del amor patrio, y que más  de una vez han dado relevantes pruebas de su entusiasmo y valor, no han podido mirar con indiferencia el triste cuadro que  ofrece  nuestro desdichado país bajo el yugo ominoso del déspota del Brasil. Unidos por patriotismo, guiados por su magnanimidad, han emprendido el noble designio de LIBERTAROS.  Decididos a arrostrar con frente serena toda clase de peligros, se han lanzado al campo de Marte, en la firme resolución de sacrificarse en las aras de la Patria, o reconquistas su LlBERTAD, sus derechos, su tranquilidad, y su gloria.

COMPATRIOTAS!!!  Vosotros que os habéis distinguido siempre por vuestra decisión y energía, por vuestro entusiasmo y bravura, ¿consentiréis aun en oprobio vuestro el yugo infame de un cobarde usurpador? ¿Sereis insensibles al eco dolorido de la Patria que implora vuestro auxilio? ¿Mirareis con indiferencia el rol degradante que ocupamos entre los pueblos americanos? ¿No os conmoverán vuestra misma infeliz situación, vuestro abatimiento, vuestra deshonra?. . . No, compatriotas: los libres os hacen la justicia de creer que vuestro patriotismo y valor no se ha extinguido, y que vuestra indignación se inflama al ver la PROVINCIA ORIENTAL como un conjunto de seres esclavos, sin derechos, sin leyes, sin opinión, sin gobierno, sin nada propio, más que su deshonor y sus desgracias. Cese ya pues nuestro sufrimiento. Empuñemos la es­ pada, corramos al combate, y mostremos al mundo que merecemos ser LIBRES. Venguemos nuestra Patria: venguemos nuestro honor, y purifiquemos nuestro suelo con sangre de traidores y tiranos. Tiemble el déspota del Brasil de nuestra justa venganza. Su cetro tiránico será con­ vertido en polvo, y nuestra cara Patria verá brillar en sus sienes el laurel augusto de una gloria inmortal.

ORIENTALES!!! Las provincias hermanas solo esperan vuestro pronunciamiento para protegeros en la heroica empresa de reconquistar vuestros derechos. La GRAN NACION ARGENTINA de que sois parte, tiene un sumo interés en que seais LIBRES, y el CONGRESO que sigue sus destinos no trepidará en asegurar los vuestros. Todo pende de vuestra decisión. Decidios, pues, y que el árbol de la libertad, fecundizado con sangre, vuelva a aclimatarse para siempre en la provincia Oriental.

COMPATRIOTAS!!! Vuestros libertadores confían en vuestra cooperación a la honrosa empresa que han principiado. Colocado por voto unánime a la cabeza de estos Héroes, yo tengo el honor de protestaros en su nombre y en el mío propio, que nuestras aspiraciones solo llevan por objeto la felicidad de nuestro país adquirirle su libertad. Constituir la provincia bajo el sistema Representativo Republicano en uniformidad a las demás de la antigua UNION. Estrechar con ellos los dulces vínculos qua antes los ligaban. Preservarla de la horrible plaga de la anarquía y fundar el imperio de la ley.

HE AQUI NUESTROS VOTOS!!! Retirados a nuestros lugares después de terminada la guerra, nuestra más digna recompensa será la gratitud de nuestros conciudadanos.

ORIENTALESIII El mundo ha fijado sobre vosotros su atención, la guerra va a sellar vuestros destinos. Combatid pues, y reconquistad el derecho más precioso del hombre digno de serlo.

Campo volante en Soriano, abril 19 de 1825.

JUAN ANTONIO LAVALLEJA.

Juramento de fidelidad al Emperador del regimiento Dragones de la Unión

Acta del Juramento de Fidelidad al Emperador del Brasil por los jefes, oficiales y tropa del Regimiento «Dragones de la Unión»

En el arroyo de la Virgen, á 17 de octubre de 1822, á las 11 de la mañana, reunido en formación el Regimiento Dragones de la Unión, su comandante el coronel D. Fructuoso Rivera manifestó á los señores oficiales, las incalculables ventajas que resultarían al Estado Cisplatino de unirse á los demás cuerpos de tropas veteranas, pueblos y cabildos de las provincias del Brasil, que habían declarado solemnemente su independencia y confederación, aclamando por su primer Emperador Constitucional al señor don Pedro de Alcántara, antes Príncipe Regente y Defensor Perpetuo del Brasil, bajo el juramento de guardar, mantener y defender la Constitución Política del Imperio que hiciese la Asamblea General Constituyente y Legislativa del Brasil, compuesta de los representantes de todas las provincias confederadas, cuya aclamación hizo el día 12 del corriente, el Excmo. señor Barón de la Laguna, jefe del ejército, gobernador, y capitán general de este Estado, y que seguirán haciendo los pueblos, cabildos y cuerpos militares, como una medida de las más importantes para fijar la libertad é independencia de este Estado, sofocar las aspiraciones de los anarquistas, y garantir bajo la poderosa protección del imperio, los inalienables derechos de los pueblos, poniendo un término no esperado á la revolución de estos países.

Seguidamente, vueltos los señores oficiales á ocupar sus puestos en sus respectivas compañías, dirigió la palabra á todo el Regimiento, expresándose en estos términos :

Soldados: — Doce años de desastrosa guerra por nuestra generación política, nos hicieron tocar el infausto término de nuestra total ruina, con tanta rapidez, cuanto mayor fué nuestro empeño por conseguir aquel fin laudable: este desastre era consiguiente á nuestra impotencia, á nuestra pequeñez, á la falta de recursos y demás causas que por desgracia debéis tener bien presentes, y que más de una vez habrán hecho verter vuestra sangre infructuosamente. El remedio de tantos trabajos, desgracias y miseria, demasiadamente nos lo tiene exigido y enseñado la experiencia, pues que no es otro que apoyarnos en un poder fuerte é inmediato para ser respetables ante los ambisiosos y anarquistas, que no pierden momento por proporcionarse fortuna y esplendor á costa de vuestros intereses y de vuestro sosiego y tranquilidad, y últimamente de vuestras vidas, mil veces más apreciables que las de aquellos fratricidas. Si ellos se desvelan por su interés particular y momentáneo; ¿con cuanta más razón debemos develarnos nosotros para fijar para siempre los destinos de nuestro amado país? Y así, soldados, en ratificación de los deseos que ha doce anos manifestáis, decid conmigo:

1º: ¡Viva nuestra santa religión!
2º: ¡Viva la independencia del Brasil y del Estado Cisplatino!
3º: ¡Viva la Asamblea General Constituyente y Legislativa del Brasil!
4º: ¡Viva el Emperador Constitucional del Brasil y del Estado Cisplatino!
5º: ¡Viva la Emperatriz del Brasil y la Dinastía del Brasil y del Estado Cisplatino!
6º: ¡Viva el pueblo constitucional del Brasil y del Estado Cisplatino!
7º: ¡Viva la incorporación del Estado Cisplatino al grande Imperio Brasilero!

Firmas:

Fructuoso Rivera, coronel
Juan Antonio Lavalleja, teniente coronel
Bernabé Sáenz, Pedro Delgado, Estanislao Durán, Juan José Martínez, Julián Laguna, Ramón Mansilla, Blas Jáuregui, Manuel Lavalleja, Bernabé Rivera, Antonio Toribio, Hipólito Domínguez, Basilio Araujo, Servando Gómez, Fray Manuel Úbeda, Juan María Turreiro.

Fuente: Juan Amadeo Baldrich, Historia de la Guerra del Brasil, Sección: Documentos Anexos (páginas 481 y 482 en la edición porteña de 1905).

De wikipedia

Crónicas de 2 siglos 1820-2020 – Nro. 25

Enero de 1822

Enero de 1822, hay tres hechos muy importantes: el primero y que los rioplatenses no sabemos casi nada es la evolución de las independencias de Centro américa. En este caso un capítulo más. El intento de anexión a México de Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Lo segundo es el inicio del proceso de independencia tan singular de Brasil y finalmente el famoso tratado del cuadrilátero entre las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe El tratado buscaba ser un pacto ofensivo-defensivo entre las provincias firmantes ante un ataque luso-brasileño desde la Banda Oriental ya ocupada, lo cual era visto como muy probable. Estos pactos interprovinciales van a constituir la base constitucional actual de la República Argentina bajo el título de “Pactos preexistentes” entre ellos, uno, firmado por Artigas.

5 de enero   

Anexión a México las provincias de Guatemala, Honduras y Nicaragua.

(Hasta el 1ero de julio de 1823)

El emperador mexicano Agustín de Iturbide invita a la Federación Centroamericana, formada por Honduras, Guatemala, El Salvador y Costa Rica, a unirse al imperio que encabeza. Para forzar una respuesta positiva, envía un ejército que ocupa la región. Los grupos contrarios a la anexión se manifiestan en varias ciudades centroamericanas, pero su poder es limitado y las tropas mexicanas atemorizan a muchos dirigentes. El Congreso centroamericano aprueba por mayoría la anexión y Centroamérica permanece unida a México hasta agosto de 1823, cuando una revolución liberal derrocar a Iturbide y da fin a su sueño imperial.

Fuentes:

https://www.efemeridespedrobeltran.com/es/eventos/enero/centroamerica.-hoy-05-de-enero-de-1822-centroamerica-se-une-a-mexico

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexi%C3%B3n_de_la_Capitan%C3%ADa_General_de_Guatemala_al_Primer_Imperio_mexicano

https://es.wikipedia.org/wiki/Provincias_Unidas_del_Centro_de_Am%C3%A9rica

Participantes:

Agustín de Iturbide, Gabino Gaínza, Vicente Filisola

8 de enero

Inicio del proceso de Independencia del Brasil

El príncipe portugués Pedro I de Brasil decide quedarse, contra las órdenes del rey portugués João VI, iniciando el proceso de independencia de Brasil.

Fueron enviados emisarios a Minas y a São Paulo para obtener más votos a la causa emancipadora, con resultados positivos. En Río de Janeiro se elaboró una representación (en una recogida de firmas) en que se pedía la permanencia de Don Pedro. El documento llegó a las manos de Pedro el 9 de enero de 1822 por cuenta de José Clemente Pereira, presidente del Senado de la Cámara de Río de Janeiro. En respuesta, el Príncipe Regente decidió desobedecer las órdenes de las Cortes y permanecer en Brasil: era la vez del «Permanezco» (Eu fico en portugués).

La decisión del príncipe de desafiar las Cortes era producto de un amplio movimiento, en el cual se destacó José Bonifácio de Andrada e Silva. Miembro del gobierno provisional de São Paulo, escribió una carta a Don Pedro el 24 de diciembre de 1821, en la cual criticaba la decisión de las Cortes de Lisboa y llamaba la atención al papel reservado al príncipe en la crisis. Don Pedro divulgó la carta, publicada en la Gazeta de Río de Janeiro el 8 de enero de 1822 con gran repercusión. Diez días después, había llegado a Río una comitiva paulista, integrada por José Bonifácio, para entregar al príncipe la representación paulista. El mismo día, Don Pedro nombró a José Bonifácio ministro del Reino y de los Extranjeros, cargo de fuerte significado simbólico: por primera vez el cargo era ocupado por un brasileño. Los hermanos Andrada (José Bonifácio y sus hermanos Antônio Carlos y Martim Francisco) se convirtieron en figuras políticas destacadas.

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Independencia_de_Brasil

Participantes:

Pedro I, José Clemente Pereira, José Bonifácio de Andrada e Silva

25 de enero   

Tratado del Cuadrilátero   

Fue un pacto de Paz, Amistad y Unión entre las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe (nada resolvía con respecto a la forma de gobierno). Los correntinos, junto con los diputados de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe firman este Tratado, llamado «del Cuadrilátero». Queda establecida la Alianza de esas cuatro provincias para defenderse de los españoles, de los portugueses o de cualquier fuerza extranjera que invada el territorio nacional. Lo suscriben Juan Nepomuceno de Goytía, por Corrientes; Francisco de La Cruz, por Buenos Aires; Casiano Calderón, por Entre Ríos; y Juan F. Seguí (padre), por Santa Fe. El 14 de Febrero, Corrientes ratificó dicho Tratado.El tratado buscaba ser un pacto ofensivo-defensivo entre las provincias firmantes ante un ataque luso-brasileño desde la Banda Oriental, lo cual era visto como muy probable. También quería establecer la paz luego de la derrota del caudillo entrerriano Francisco Ramírez, que en 1821 había invadido Santa Fe y Córdoba, sin éxito.  

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Tratado_del_Cuadril%C3%A1tero

https://www.historiahoy.com.ar/tratado-del-cuadrilatero-n1542

http://www.lagazeta.com.ar/cuadrilatero.htm

https://www.facebook.com/notes/10158592660088859/

Participantes:

Francisco Fernández de la Cruz, por Buenos Aires;

Juan Francisco Seguí, por Santa Fe;

Casiano Calderón, por Entre Ríos;

Juan Nepomuceno Goitía, por Corrientes.